La trinchera infinita - Jon Garaño, Aitor Arregi y José Mari Goenaga

La Trinchera Infinita es una película española de 2019 dirigida por Jon Garaño, Aitor Arregi y Jose Mari Goenaga, protagonizada por Antonio de la Torre y Belén Cuesta. La cinta arranca en Andalucía durante la Guerra Civil Española en 1936.  Parte con una secuencia de acción en que Higinio corre y se esconde, una y otra vez, mientras es perseguido por la guardia civil española y los falangistas.  En esta travesía, Higinio es testigo, con horror, del fusilamiento de varios hombres de la zona por parte de la guardia civil.  La muerte le roza los talones.  Regresa a su hogar, donde su esposa Rosa lo ayudará a ocultarse en un hoyo del subsuelo.  

Inicialmente, la pareja de recién casados cree que el encierro será breve.  Al pasar del tiempo, Higinio alberga la esperanza que el triunfo de los Aliados cambie su destino, pero no ocurre así.  El guion articula con maestría el relato de los hechos históricos y la historia personal de sus personajes.  Se despliega una narrativa muy íntima.  Se entrelazan el amor de pareja, la lealtad, la protección, los costos personales que deben pagar cada uno de los personajes y las dudas por las decisiones tomadas. A su vez, la historia transcurre dentro una atmósfera y un contexto histórico marcado por la cultura patriarcal. Higinio, observa el mundo que lo rodea desde su escondite, a través de una rendija, de un agujero en la pared.  Esta situación genera la paradoja que Higinio está y no está, está muerto y está vivo, presente y ausente, ocupa y no ocupa el lugar de marido, ocupa y no ocupa el lugar del padre. La película nos introduce en el mundo interior de sus personajes a través de una estética y detalles muy sutiles. Nos transmite el sufrimiento de Higinio, de Rosa y de su hijo Jaime.  Nos hace sentir la constante tensión de Rosa y Jaime por las mentiras que deben sostener para protegerse.  La situación los asfixia y los desgasta.  Se encuentran encerrados en un lugar del que no saben cómo ni cuándo salir.  En contraste, los exteriores llenos de luz, al final del rodaje, son muy significativos.


La cinta está inspirada en hechos y personajes reales, en la vida de Manuel Cortés, el topo de Mijas, el último alcalde republicano de Mijas, quien, tras el estallido de la Guerra Civil, permaneció oculto durante treinta años en su propia casa.  Les llamaron “topos” a los republicanos que se escondieron en guaridas o “toperas”, al interior de sus propios hogares para escapar de la persecución política del franquismo, haciendo un símil con aquellos animales pequeños que viven en madrigueras subterráneas.  Algunos “topos” llegaron a estar escondidos por treinta a cuarenta años.  Esta realidad fue desconocida por largo tiempo, hasta que salió a la luz tras la muerte de Franco.


Excelentes actuaciones de Belén Cuesta, quién ganó el Premio Goya a mejor actriz por el papel de Rosa, y de Antonio de la Torre.  Cabe destacar que el film, sin proponérselo, nos evoca la temática del confinamiento por la pandemia actual, la cuarentena infinita que estamos viviendo.  La película nos conecta con las ansiedades por el encierro, el miedo a salir al exterior, la vida perdida en el confinamiento, las esperanzas, los dolores, las interrogantes y las incertidumbres de estos tiempos.


Ilka Kiwi 

Psicoanalista Apsan

Asociación Psicoanalítica de Santiago es una corporación sin fines de lucro, cuyo objetivo es el estudio y desarrollo del Psicoanálisis y la Psicoterapia Psicoanalítica. 

  • LinkedIn - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Facebook - White Circle

@2017 APSAN todos los derechos reservados. BRC Design