top of page

La Vida es Sueño y los Sueños Vida son

Resulta difícil de comprender, la razón de la ausencia de interés del ser humano en una actividad que le ocupa un tercio del tiempo de su vida, además de ser la única conducta que no cambia desde el nacimiento hasta la muerte. Me refiero obviamente, al dormir, y su correlato psíquico durante el período MOR (movimiento oculares rápidos de la polisomnografía) :¡el soñar!


Desde los clásicos sueños de las "escaleras al cielo" de Jacob y los sueños de su hijo Joseph (José), cuya cualidad de profecía le valió la oportunidad de salir de los calabozos del faraón egipcio para convertirse en la mano derecha del mismo. Desde los tiempos del antiguo testamento en consecuencia, desde hace unos 3.500 años, los sueños perdieron total interés para la élite intelectual, incluyendo a la que surge con el nacimiento y actual supremacía de las ciencias. Todo esto hasta que el Dr. Sigmund Freud a partir de 1885,vuelve su penetrante mirada hacia el mundo onírico. En sus propias palabras: "La comprensión científica de los sueños no ha realizado en más de diez siglos sino escasísimos progresos; circunstancia tan generalmente reconocida por todos los que de este tema se han ocupado, que me parece inútil citar aquí al detalle opiniones aisladas."(libro de interpretación de los sueños 1900)

Donde Freud dio forma a la teoría, fue en el hotel Belle Vue, cercano al Cobenzl y con vistas a Viena, en el verano de 1895, donde veraneó con su esposa Marta. Allí, durante la noche del 23 al 24 de Julio de 1985, sueña el ahora clásico "sueño de la inyección de Irma", que trajo consigo a la brillante mente del médico Austriaco la comprensión casi "mística", del secreto de la interpretación de los sueños. En sus propias palabras en una carta a su amigo Fliess: «¿Crees que algún día se colocará en la casa una placa de mármol con estas palabras?: "En esta casa, el 24 de julio de 1895, el secreto de los sueños fue revelado al Dr. Sigmund. Freud". En este momento veo pocas perspectivas al respecto». De Sigmund Freud a Wilhelm Fliess " En esto último Freud fue pesimista, pues esa placa existe en el hotel ya señalado.


Bien merecido homenaje para tamaño descubrimiento, pues así como poco se dijo antes, poco se ha agregado después al respecto. Si, cabe mencionar acá que en 1963 el connotado psicoanalista Inglés W. R. Bion, agregó con agudeza, que para que se produzca un sueño tal como Freud lo concibió, era teóricamente necesaria la existencia de una función que transformara las impresiones sensoriales y otros elementos neurofisiológicos provenientes del cuerpo, (a los cuales llamó elementos beta) estos no pueden ser pensados, sino sólo aglomerados dentro del cuerpo o expulsados fuera del como "cosas en sí", en elementos susceptibles de ser pensados, es decir que alcanzaran un estatus mental. A estos elementos con estatus mental los llamó alfa. A diferencia de los elementos Beta, pueden asociarse y son susceptibles de alcanzar un significado onírico en el caso de producirse un sueño. Esto de acuerdo a un tipo de asociación que Freud llamó proceso primario, propio de la mente inconsciente, o en el caso de la vigilia de acuerdo a un proceso acorde a la ratio y al principio de realidad, al cual Freud llamó proceso secundario. El proceso primario se trataría de un modo más primitivo tanto filo como ontogenéticamente, y responde a reglas de asociación como la condensación, el desplazamiento y la proyección . También tienden a representarse predominantemente como imágenes (los sueños son preferentemente construidos en base a Imágenes oníricas). En cambio, el proceso secundario, que responde al sentido de realidad y a la lógica, se representa mejor a través de palabras escritas o habladas. La función que Bion estimó con toda razón que era teóricamente necesaria para transformar elementos Beta en Alfa, aunque aún no sepamos ni de cerca como se produce, recibió el nombre de función Alfa, y una parte importante de la dotación de cada individuo adulto de ésta función Alfa, proviene de la relación temprana con la madre. La madre ejerce esta función, para poder pensar y contener las angustias y necesidades de su bebé quien al nacer, aún no ha desarrollado esa función. En la madre, esa capacidad de contención recibió el nombre de función de reverié o ensoñación, para diferenciarla de la función alfa ya introyectada por el niño y que, en consecuencia, ie permite al Infante pensar sus pensamientos y desplegar su mundo interno, el que estará expuesto a todos los conflictos descritos por Freud en sus tres ensayos de una teoría sexual. Y de este desarrollo infantil, apuntalado en una sexualidad ligada a funciones corporales, que sirven a la separación del niño y su madre (separación - individuación), depende a su vez, el desarrollo de la mente adulta, el que se inicia con el golpe hormonal de la pubertad y adolescencia.


En síntesis, la función de soñar, no es sólo el guardián del dormir, también consistiría en la capacidad de pensar acerca de la realidad tanto interna como externa, y los espacios transicionales entre ambas. De esa capacidad de pensar los sentimientos y sentir los pensamientos, depende que logremos transformarnos en adultos responsables en mayor o menor medida.


Hoy día, el hallazgo de Freud es más relevante que en ningún otro momento desde 1895. La revolución tecnológica y el mundo virtual que ha (aunque no únicamente ) fulminado la función alfa en un buen porcentaje de individuos. Estos sujetos, en lugar de experimentarse vivos merced a su mundo interno, viven en una "second life" en el mundo virtual de internet, en lugar de aprender de la experiencia de la vida, a través de " second thoughts". Esto ha dado lugar a un tipo nuevo y distinto de sujetos, que padecen de nuevas patologías de proporciones endémicas, a saber : TEA, Trastornos severos de personalidad del espectro limítrofe, tasas nunca antes vistas de depresión y suicidio, trastornos graves del apetito, adicciones múltiples, etc. A nivel sociológico, nos hemos transformados en una aldea global, con una sociedad líquida (Baumann), en la cual se torna difícil, si no imposible, alcanzar un consenso acerca de los problemas que nos aquejan tanto a nivel individual, como a nivel de comunidad. Estamos llenos de problemas sobre los que no podemos pensar, lo que se agudiza ante el desprestigio de instituciones en las cuales confiar (gobiernos, partidos políticos, religiones). Además, a esto se le suma, el deterioro de otros pilares de la civilización (educación, salud, y pensiones).


De esta manera, , la ilusión que catapultó a Bill Clinton o Reagan a un estatus de líderes indiscutidos, que se resumía en la frase "es la economía estúpido", se cayó a pedazos . La frase que resume nuestra situación actual sería algo así como "No sabes lo que es estúpido" Quizás hoy los juegos de Internet sean más reveladores. ¿Qué pasa si, al interpretarlos (los juegos), articulo el núcleo perverso de mi personalidad que, debido a limitaciones ético-sociales, no puedo representar en la vida real? ¿No es mi personaje virtual en cierto modo "más real que la realidad"? ¿No es precisamente porque soy consciente de que esto es "sólo un juego" que en él puedo hacer lo que nunca podría hacer en el mundo real? En este sentido preciso, como lo expresó Lacan, la Verdad tiene la estructura de una ficción: lo que aparece bajo la forma de un sueño, o incluso de un ensueño, es a veces la verdad en cuya represión se funda la realidad social misma. Ahí reside la lección última de "La interpretación de los sueños": la realidad es para quienes no pueden sostener el sueño.






Dr. Alex Oxsenberg

Psicoanalista APSAN- IPA

72 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page