LA BELLEZA VELADA

Nevio Del Longo.


El autor comienza  su libro citando  una canción popular francesa que dice:

El amor es el hijo de la libertad.Y a W. Bion:

Ahora sé lo suficiente para saber que no sé. Y no obstante toda la presión impuesta para que sepa las respuestas, yo no las sé.


Y la trama de su novela recorre esos dos caminos principales. Por un lado, como el deseo de saber nos puede llevar a la arrogancia y la estupidez, pero también como el impulso epistemofílico nos permite crecer y, aunque sea parcialmente, ponernos en contacto con la verdad. Y por otro, como infinitas amarras genéticas, que incluso traspasan generaciones, nos anclan, nos constituyen y pueden  quitarnos la libertad de amar y encontrarnos con un otro.


Dos son los protagonistas:

La Sra. Campbell, Anne, una concertista en violín, que se pregunta, después de perder trágicamente a su último compañero, por qué su dificultad para establecer pareja, cómo es que va, desde la pasión que la enceguece y la lleva a la embriaguez que inevitablemente termina en la decepción y el vacío, a la huida concertada con diferentes excusas si la relación toma un giro hacia la estabilidad y el compromiso.

El Dr.Carrey, David, un psicoanalista, con rasgos obsesivos que lo protejen de la locura que tanto teme, escondido de sus propios sentimientos y emociones, que ha vivido por muchos años a través de sus pacientes sin encontrar el valor para vivir lo propio. A Anne y David el destino los cruza. En una etapa en que David está desgastado por su trabajo, después de llevar años ejerciéndolo, él declara: antes palpitaba con cada conquista, por cada cambio de ánimo, por cada paso que compartía con mis pacientes. Ahora es distinto, ahora llego con la cabeza, el corazón está en la retaguardia…E intenta seleccionar a sus pacientes para que le sorprendan y estrujar de ellos una gota más de vida. Para Anne en cambio su trabajo sigue siendo su pasión, se había volcado a su instrumento, convencida de que la vida, y con ello el dolor, el miedo y la soledad, podían ser dominadas dentro de las líneas del pentagrama.


La vida de ambos se entrecruza y es un cruce generativo que les permite al uno y al otro, mediante el presente recobrar el pasado, aquello no  pensado,  alimentar la esperanza y no huir de lo nuevo, lo incógnito y lo incierto. Develar la belleza oculta detrás de sus defensas.

La trama de esta novela cautiva, en especial a los que ejercemos la labor de terapeutas, ya que nos hace identificarnos con la actitud psicoanalítica que nos acompaña más allá de las paredes de nuestras propias consultas y de la cual somos amos y esclavos a la vez. 


Dra. Silvia González Vera.

Psicoanalista APSAN.



64 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Elvis